Viñetas Urbanas
Número 05 / octubre - noviembre - diciembre de 2005
 

3° FESTIVAL CHASCOMUS JAZZ. Una mirada desde el Marketing de ciudades

Chascomús


Quienes transitan las rutas de la llanura pampeana suelen referirse a la monotonía del paisaje como un rasgo de identidad de esta inmensa región geográfica de la Argentina. Cientos de kilómetros caracterizados por pasturas verdes, plantaciones de maíz, trigo, soja o ganado vacuno pastando a la vera de una autopista.

Esta continuidad en el paisaje se ve interrumpida por la presencia de poblaciones urbanas con un estilo de vida pueblerino y amigable, alejado de la intensidad de la vida cotidiana en la ciudad de Buenos Aires.

Estas pequeñas ciudades y localidades aparecen como el reservorio de tradiciones propios del estilo de vida del habitante histórico de las pampas: el gaucho. Comidas, bailes, juegos de destrezas con el caballo y música son elementos culturales que forman la identidad pampeana. Rasgos identitarios que parecen estar alejados de la idiosincrasia y el modus vivendi del habitante medio de una gran ciudad.
Pero en ocasiones aparecen gratas excepciones. Son rupturas en el continum del paisaje geográfico que corroboran la idea de la integración cultural entre los estilos de vida urbanos y rurales.

Entre el 13 y el 15 de mayo del 2005, en la ciudad de Chascomús algo alteró esta normalidad de hábitos y costumbres. Algo, que pensado desde la comodidad de los lugares comunes, debió haberse organizado en una gran ciudad, con el apoyo presupuestario gubernamental y un gran despliegue mediático
En esas fechas se celebro El 3ª Encuentro Chascomùs Jazz que convocó a algunos de grupos y solistas más encumbrados de la escena del jazz local.

Desde la perspectiva del enfoque del marketing de ciudades el 3ª Encuentro Chascomùs Jazz ofreció una interesante combinación de factores que coadyuvaron a los fines inmediatos deseados por lo organizadores. Al mismo tiempo crearon condiciones a aprovechar en el futuro para el beneficio de los ciudadanos de Chascomús:

  • La organización y promoción del evento surgió de un entusiasta grupo de emprendedores del sector privado que corrieron con el riesgo de la inversión sin demandar subsidios o apoyo del gobierno.
  • La consideración de las atracciones urbanas desde una visión integral que combina ocio, entretenimiento, cultura y turismo. Buena parte del programa del festival se desarrolló en bares y restaurants que funcionaron como escenarios alternativos al Teatro Brazzola.
  • La apertura de la oferta turística de la ciudad de Chascomus hacia nuevas propuestas culturales no convencionales en el medio periurbano.
  • El reforzamiento de los signos de identificación de los residentes con su ciudad. La nutrida asistencia de lugareños revela la progresiva incorporación de la fecha del festival de jazz a la agenda cultural y a las expectativas de los residentes.
  • El posicionamiento de Chascomús como un centro de actividades artísticas por un lado, complementario a Buenos Aires, pero al mismo tiempo alternativo por el paisaje y la infraestructura apta para el turismo de fin de semana.

El éxito alcanzado por las tres ediciones del Festival de Chascomús abren una enorme posibilidad para la ciudad con vistas a constituirse en una punto de referencia para el jazz local y, paralelamente puede servir como ejemplo positivo para que otras ciudades bonaerenses inicien el camino de la generación de nuevas ofertas culturales.

Prof. Gabriel Fernández
Director Proyecto "Gestión Estratégica Urbana: Ciudad-Economía-Imagen"
Editor de Imago Urbis
Universidad Nacional de Quilmes

 

Chascomús